El vino, una de las bebidas que mejor limpia la grasa

Los médicos recomiendan una copita de vino al día ya que es saludable, y un estudio apoya esta teoría. Según una investigación realizada por la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey, los alimentos que mejor limpian la grasa que ingerimos son el té y el vino.

Estos dos líquidos evitan una excesiva sensación de grasa en el paladar después de comernos un buen chuletón. Se encargan de secar la boca y, por ello son conocidos como los ‘limpiadores del paladar. 

En el estudio analizaron tres líquidos que tenían propiedades astringentes. Los resultados afirman que la intensidad de la astringencia crece con cada sorbo, por lo que se recomienda ingerirlos en múltiples sorbos para que disminuyan la grasa completamente.

Se pidió a las personas que participaron en el análisis que comieran un trozo de carne grasienta y después bebieran agua o té. Tras ello, la mayoría aseguraban que la sensación grasienta era más baja después de beber té y vino.